ELECCIONES EN PERU, EL FRACASO DE LA ECONOMIA LIBERAL

Publicado en por Carnota

Dice Vargas Llosa que los peruanos elegiran ahora entre  el cancer y el SIDA. Una frase seguramente poco afortunada que en el fondo lo que esconde es el fracaso de los ciudadanos que, legitimamente, defienden unas politicas economicas que no transmiten los datos de macroeconomia a la microeconomia, es decir, que ofrecen datos que quedan maravillosamente bien en el Financial Times o en el Wall Street Journal, pero que no mejoran de forma clara la vida de ciudadanos a los que esos diarios les suenan, mas bien, a chino.

 

 

Peru mantenia un crecimiento constante, decian algunos amigos que "rugia el Leon", estos amigos que eran de esta opinion, de que Peru era poco menos que la octava maravilla del mundo economico, respondian a ese porcentaje que tiene voz, acceso a los medios, internet. A la clase acomodada de Lima, Arequipa, Trujillo... A ellos, y a su entorno, seguro que les iba bien. El problema es que a millones y millones de peruanos, que viven ignorados de esos que les va bien, les va mal, muy mal. Y claro, cuando estos millones de peruanos han hablado lo han hecho para elegir al que les ofrece esperanza, como sucedio en la Venezuela de Chavez, y es mas facil votar a un Humala populista hasta la medula y sin programa electoral real o a una Keiko que recuerda los mejores tiempos de Fujimori, pero que representa la corrupcion, la falta de seriedad y el berlusconismo trasladado a America Latina. PPK, el adalid del liberalismo que ha ofrecido altas tasas de crecimiento en PIB al Peru ha fracasado estripitosamente, y lo hace por el eterno problema de America Latina: paises compuestos por dos sociedades donde una vive de espaldas a la otra, una America Latina empeñada en hacer realidad las telenovelas o esas series vergonzosas para cualquiera con dos dedos de frente Rebelde o Patito, donde se vende unas imagenes absurdas, lejos de cualquier realidad proxima, y donde nadie se puede sentir identificado pero donde todos quisieran estar: colegios caros, vehiculos de alta gama, barrios residenciaes de ensueño... Es eterna mania de vivir en una realidad inexistente es lo que termina arruinando las numeros oportunidades que America Latina han tenido para progresar, y esta es, seguramente, otra mas.

 

 

Es curioso como si analizamos los votos veremos que PPK ha tenido un fuerte apoyo en el exterior del Peru, sobre todo en los paises mas desarrollados. No es casualidad. Los que viven en España, Estados Unidos, Italia o Francia saben, porque lo ven, lo que se puede conseguir siguiendo unas politicas medianamente serias, pero tambien se equivocan: se olvidan que en esos paises, sobre todo en los europeos, el exito de sus sociedades se basa en crear riqueza y luego redistribuirla, mediante altas tasas impositivas que se transforman en buenos servicios educativos, sanitarios, carreteras, centros deportivos, museos, infraestructuras sociales, culturales, prestaciones dinerarias y asistenciales de caracter social que ademas se prestan como un derecho adquirido y no como un dadiva presidencial... Y de todo eso esa sociedad que vive muy bien en Peru no quiere ni oir hablar. ¿Elevar la tasa impositiva para que un miserable de la Sierra tenga derecho a la misma asistencia sanitaria que yo o que su hijo acuda al mismo centro educativo que el mio?. Ni hablar, no vaya a ser que la criada que me he traido con 13 años y a la que mantengo con un tazon de arroz se me rebele... ¿Tener un sistema de cotizacion unico, igual y obligatorio para todos que otorgue los mismos derechos?. Ni de broma, piensan, el que quiera que trabaje. En realidad, dicen, son pobres porque quieren serlo, no quieren trabajar.

 

La realidad social del Peru no se parece en nada a la que esos buenos amigos mios describen, adoran su pais, pero no pueden obviar la cantidad de ONGs que tienen que estar haciendo el trabajo del estado. No pueden obviar la corrupcion necesaria para mantener un nivel de vida digno de cientos, miles, de funcionarios. No pueden negar una realidad que hace que un niño educado en Lima tenga muchas mas posibilidades que uno educado en Cusco, no pueden negar la realidad de Lurigancho posiblemente el penal mas terrorifico de America Latina, ni pueden negar la realidad de Huachipa... pero la niegan. La niegan en un absurdo intento de pensar que negando la realidad tendran un pais mejor, y no es asi, es cuando aceptamos la realidad cuando podemos hacerle frente y poner los remedios necesarios...

 

Keiko y Humala no la han negado, y millones de ciudadanos peruanos les han dicho a los brillantes economistas que se metan las cifras en donde puedan, que ellos quieren soluciones, que son tan peruanos como el resto, que estan cansados de vivir en un pais que teniendo muchisimo menos desempleo oficial que España tiene cifras de pobreza y miseria tremendas y terribles. Algo falla cuando se crece al 8% y el nivel de pobreza es del 32% (y cuidado, no es lo mismo hablar de pobreza en España que hacerlo en Peru, precisamente por la falta de una estructura de proteccion social real). Y sobre ese fallo se cimientan los populismos peruanos, venezolanos, argentinos, ecuatorianos o bolivianos.

 

¿Y lo peor?, ademas de elegir entre el cancer y el sida, es que no aprenderan nada de esta leccion.

 

 

Etiquetado en Politica

Comentar este post

Carlos 04/12/2011 15:35



Excelente!!!


Sin redistribucion de nada vale el crecimiento en termino PIB.



Ciudadano Carnota 07/07/2011 13:53



cierto